La plaza de la Catedral de Oviedo, convertida en un tatami con 150 karatekas. Nota de prensa
avatar

Los deportistas presentan la nueva temporada con la tradicional exhibición de artes marciales en San Mateo

La plaza de la Catedral se convirtió ayer en un tatami gigante en el que 150 karatekas ofrecieron a locales y visitantes la tradicional muestra de artes marciales que se viene celebrando en coincidencia con el programa de las fiestas de San Mateo. Y aunque el tiempo no fue todo lo apacible que esperaba la organización, tampoco logró impedir que muchos se acercasen para seguir con interés la demostración y disfrutar con las habilidades deportivas que los integrantes diez clubes asturianos diferentes. El encuentro, además, sirvió también para dar el pistoletazo de salida a la temporada de karate en Asturias.

Los karatecas, ayer, durante la exhibición en la plaza de la Catedral.De este modo, Benjamín Rodríguez Cabañas, presidente de la federación regional, aprovechó la ocasión para agradecer a todos los competidores federados y a sus profesores su presencia en el corazón del casco antiguo. Y quiso también animar a todos los presentes a mantener el esfuerzo y el trabajo que ha logrado aupar al karate asturiano en los últimos años. En el calendario, además, quedaron fijadas dos fechas que preparan ya los gimnasios asturianos. La primera, el 14 de octubre, cuando tendrá lugar la Liga nacional de clubes-Torneo «Princesa de Asturias». Y la segunda, el 21 de octubre, día en el que se celebrará la Gala del karate asturiano.

Tras haber celebrado un ensayo general en las instalaciones deportivas del Cristo el día anterior, los maestros Borja Álvarez y Francisco Martins se encargaron de coordinar los ejercicios de los chicos de los gimnasios Lino, Prieto, Centro Asturiano de Oviedo, Kárate Avilés, CD Gijón, Coliseum, Yin-Yan, Iñigo Nuevo, Félix Shotokán y EK Las Regueras. Los karatecas ejecutaron en grupo una serie de técnicas con las que deleitaron a quienes se desplazaron para verles y a los curiosos que detuvieron su paseo para contemplar sus habilidades, que fueron también testigos de algunas simulaciones de combate. Cada club, del mismo modo, realizó su propia exhibición para hacer gala del fruto de sus entrenamientos y para ir ganando en soltura y compenetración de cara a la temporada que está a punto de comenzar. Para cerrar la concentración deportiva, los miembros de la selección asturiana realizaron su propia demostración.

Fuente: La Nueva España

Comments

comments


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *